Archivo de la etiqueta: Divulgación

Tiempo de Conquistadores – Alberto Vázquez-Figueroa

En plena adolescencia, no creo que tuviese yo más de quince años, con la imaginación repleta de aventuras y efervescentes sueños propios de la edad, cayó en mis manos el primer libro que leí de Alberto Vázquez-Figueroa. Es curioso, por aquel entonces yo tenía una imagen distinta de este hombre, por lo que fuese, por su trayectoria periodística o seguramente, por ignorancia. No me caía simpático y años después, reconozco que mi apreciación es completamente distinta, hasta el punto de que he decidido inaugurar el blog con una de sus obras. El libro en cuestión era Manaos y recuerdo perfectamente que me gustó por dos motivos:

  1. Se trataba de un libro de aventuras, de los que gustan, de esos que no quieres que se acaben y continúas leyendo a pesar del escozor de los ojos y del cansancio.
  2. Tenía moraleja. Dejaba un mensaje de la situación del mundo, en concreto de una región de América Latina, y describía un oficio, el de los caucheros, del que nunca había oído hablar. Y lo más importante en ese momento adolescente y rebelde: denunciaba una injusticia.

Después llegó otro libro del mismo autor, posiblemente Sicario, y luego otro y otro más… Convirtiéndose en uno de mis escritores favoritos. A pesar de lo mal que le ha tratado la crítica, tenemos que reconocer que ha siso un superventas y lleva vendidos más de 25 millones de libros.

Y además, a mí me cautiva esa combinación de aventura y denuncia social o reflexión que ha guiado toda su obra.

Alberto Vázquez-Figueroa
Fuente: http://uniradio.ujaen.es/

Su vida es una aventura en sí, periodista, buzo, escritor, inventor, empresario, director, guionista, corresponsal de guerra… Os recomiendo que leáis también su autobiografía, un estupendo libro de título Anaconda (con ese título cualquiera lo diría).

También ha escrito mucho sobre novela histórica y tiene varios libros en torno al descubrimiento de América. Así que voy a aprovechar para hablaros de Tiempo de Conquistadores, que no creo que es su mejor libro (para mí Tuareg es el mejor, sin ninguna duda), pero está repleto de personajes históricos (Colón, Bartolomé de las Casas, Cortés, Orellana, Pizarro, Alonso de Ojeda…) y creo que es un libro ameno que puede servir como iniciación histórica de un tiempo y unos conquistadores que si bien tenemos que reconocer su valentía, no podemos obviar determinados aspectos oscuros intrínsecamente unidos a la época.

Tiempo de Conquistadores

Tiempo de Conquistadores se basa en su protagonista, Catalina Barrancas, anciana habitante del nuevo mundo, que narra su vida al lado de los principales protagonistas de la conquista del imperio español a su hija Manuela.

Con un tono familiar, de rápidos diálogos (creo que es una de las características de la literatura de Alberto Vázquez-Figueroa), y con una excesiva jocosidad que en mi opinión a veces sobra, intenta transmitir las penurias de los primeros colonos, que tuvieron que soportar huracanes, epidemias, asesinatos e intrigas, sabedores de que sus éxitos y fracasos estaban siendo vigilados desde la corona en el otro lado del Atlántico.

Posiblemente el escritor intentó combinar el entretenimiento con la divulgación, sin aspirar a más (que no es poco), y aunque en ocasiones no lo consigue exagerando en exceso el personaje de Catalina Barrancas, no le podemos quitar el mérito de querer acercar un periodo de nuestra historia hipócritamente enaltecido.

La protagonista se ganó la vida como tabernera en la isla de Santo Domingo (bautizada por Colón como La Española), y gracias a la afición a la bebida de los descubridores del nuevo mundo, consiguió sin mucho esfuerzo su confianza, acumulando las confesiones de los aventureros, describiéndolos con personalidades al límite, libidinosos,  incultos (por ejemplo define a Pizarro como analfabeto) y embrutecidos.

En mi opinión, sobresaliente el trato que hace de los indios y habitantes de las isla de Santo Domingo, dejando malparado toda la parafernalia que acompañó a los españoles, con sus gobernadores corruptos y pusilánimes (no deja bien parados a  Francisco de Bobadilla ni a Ovando),  detallando el caos inicial reinante en la isla, el chabolismo con el que se tuvieron que organizar, cómo preparaban las expediciones…

De una manera desenfadada nos transmite cómo pudo ser la vida diaria de una comunidad que salió con lo puesto de una España empobrecida y no supo asimilar su rol de descubridores de un continente con tantas posibilidades como América.

Y por supuesto la relación de los hermanos Colón con la corona…

Os dejo un extracto para que os hagáis una idea del contenido:

—Ten en cuenta una cosa, pequeña. Pasaron más de treinta años desde que Francisco Pizarro puso el pie en Santo Domingo, hasta que consiguió organizar la expedición que le condujo a la conquista del Perú, treinta años, ¡piénsalo bien! Y en treinta años lo más probable es que un hombre se acueste con cientos de mujeres, pero no conquiste ni un solo imperio.

—¡Tiempos fabulosos aquellos sin duda!

—¡Tú lo has dicho…! Realmente fabulosos. Una mañana, recuerdo muy bien que estábamos pescando sobre aquella roca del recodo, vimos llegar cuatro naves con las velas desplegadas al viento… —Chasqueó la lengua como queriendo expresar su admiración—: Era la flota del Comendador de Calatrava, don Francisco de Bobadilla, que acudía a prender a los hermanos Colón.

—¿Prenderles… ? ¿Por qué?

—Porque en lugar de oro, que se lo guardaban para ellos, se habían dedicado a pagar sus deudas enviando a España esclavos indígenas pese a que la reina Isabel había estipulado que los nativos de las Indias eran tan súbditos de la Corona como los burgaleses, y por lo tanto nadie tenía derecho a esclavizarlos. Ni tan siquiera el Almirante.

En general, os recomiendo a este autor si tenéis hijos o familiares adolescentes, si queréis que crezca en ellos la pasión por la lectura, me parece una opción acertada, por esa combinación que ya he comentado de entretenimiento y divulgación

Y si no eres adolescente y todavía no has leído nada de este escritor, yo me pregunto… ¿a qué estas esperando?

Nota: Por cierto, y en relación con el mundo de los caucheros que se describe en el mencionado Manaos, años después leí otro libro que trata el mismo tema, Senderos de libertad de Javier Moro, basado en la historia de Chico Mendes y que por supuesto, os recomiendo también.

Otro libro interesante, pero puramente histórico, es El Imperio Español: de Colón a Magallanes de Hugh Thomas.

Merienda para la lectura: revuelto de frutos secos.

¿Qué opinas de Alberto Vázquez-Figueroa? ¿Te gustan sus libros? ¿Cuál te ha gustado más? Venga, no me seas tímido/a y dame tu opinión, que seguro que es interesante.

Anuncios